Para esas enfermedades Comunes que Suelen Aparecer, Tratamientos Naturales y Ejercicios Eficaces

El Agua Oxigenada y sus Usos


1. Agua oxigenada para combatir el acné
Aunque nunca lo hayas oído antes, la verdad es que tratar los problemas de acné con agua oxigenada es muy efectivo. Para ello debemos lavarnos la cara en primer lugar con la ayuda de algún gel suave. Después aplicamos el agua oxigenada sobre cada espinilla. No es adecuado hacerlo por toda la cara, ya que este producto puede ser irritante para la piel.


2. Contra el pie de atleta y los hongos de las uñas
Para que este remedio funcione tenemos que meter los pies en un barreño con agua oxigenada durante unos minutos. Si tenemos la piel muy desgastada puede quemar un poco. Debemos repetir este paso un par de veces al día durante el tiempo necesario hasta que los hongos mueran por completo.


3. Alivia el dolor de garganta y previene resfriados

Un remedio excelente para el dolor de garganta es hacer gárgaras con una solución al 50% de agua normal y agua oxigenada. Con esto vamos a conseguir eliminar las bacterias de la garganta y por tanto también nos ayuda a prevenir los futuros resfriados.

4. Para los senos paranasales con infección

Una cucharada de agua oxigenada al 3% diluida en 1 vaso mediano de agua se puede utilizar como un aerosol para realizar la limpieza y desinfección nasal.

5. Agua oxigenada para las uñas (blanqueamiento y desinfección)
Con sólo sumergir unos 10 minutos los dedos del pie o de las manos, tus uñas dejarán de tener el color amarillento que suelen tener, ya sea por algún problema de tabaquismo, o algún problema de salud. Antes debería subsanar el problema de salud de raíz para poder tener una vida más saludable. Recuerda que las uñas dicen mucho sobre tu salud.

6. Agua oxigenada como desinfectante para la boca
Muchas personas han descubierto que el agua oxigenada supone una alternativa natural y más barata a otros productos de enjuagues bucales, que presentan una gran cantidad de productos químicos. Las propiedades antisépticas del peróxido de hidrógeno van a acabar con las bacterias que son las que producen nuestro mal aliento y en algunos casos incluso es eficaz para blanquear los dientes. Dependiendo de lo que aguantemos su fuerte sabor debemos diluirla en agua o no. Después de hacer gárgaras tenemos que escupir y repetir un par de veces el proceso cada día.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...