sígueme por Correo

Lo Último

Espólón Calcáneo

El hueso del talón, o calcáneo, es el más grande del pie. Debe aguantar y distribuir fuerzas enormes que se crean al estar parados, caminar, correr, patear y otras actividades en las cuales se usan los pies.

Como cabe esperar en un hueso que tiene tanto uso y abuso, es relativamente común que duela. Este dolor a menudo está asociado con el crecimiento de un sobrehueso(un espolón) o con la destrucción del viejo hueso bajo la presión dirigida a la base del talón.

"Espolon calcaneo"
La fascia plantar es un tejido fibroso grueso y tenso situado en la planta del pie que se inserta en el hueso del talón y se despliega hacia delante para anclarse en la base de los dedos.


Su sobrecarga (por obesidad o deportes como el atletismo) puede provocar desgarros en su inserción posterior con inflamación de los tejidos que la rodean incluyendo el hueso. Esto puede originar la aparición de un "espolón", que aparece en aproximadamente el 50% de los casos.


El espolón es un fenómeno secundario y no el origen del dolor.


Ahora veremos una ilustración donde se visualiza la fascia y la lesión


En definitiva, el espolón se produce como consecuencia de la tensión que sufre la fibra subcutánea que está situada bajo el pie; la aponeurosis plantar, a causa de determinados movimientos, en particular en personas con sobrepeso, que tienen los pies muy arqueados o que realizan ejercicios violentos.


¿QUÉ NOS ACONSEJAN LOS MÉDICOS?


Reposo: Utilice el dolor como guía. Disminuya su actividad o ejercicio.
Hielo: El masaje con hielo, preferiblemente un par de veces al día o al menos una vez al final del día. Se puede llenar una pequeña botella de plástico con agua y congelarla. Hacer rodar el talón y el arco del pie sobre la botella durante unos 20 minutos proporciona masaje, estiramiento y frío.


Fisioterapia: La fisioterapia puede ser útil, pero por su coste y gasto de tiempo, se emplea generalmente cuando han fracasado otros métodos de tratamiento. El objetivo inicial de la terapia física es disminuir la inflamación. Más tarde, se pueden potenciar los pequeños músculos del pie para que presten soporte a la fascia plantar debilitada.
Taloneras: Existe una gran variedad de almohadillas para el talón o taloneras, y generalmente son útiles.



 En mi caso personal padecí de un fuerte dolor debido a un espolón calcáneo, y haciendo estos ejercicios con rigurosidad y mucha fé, un día, luego de tal vez tres semanas, ya no sentía ese terrible dolor.

TALALGIA (ESPOLÓN CALCÁNEO, FASCITIS PLANTAR)

Hay muchas causas potenciales de dolor en el área del talón, pero la gran mayoría de casos se deben a la irritación de la inserción de un tejido fuerte (fascia plantar) en el hueso del talón (calcáneo).

 Este tejido soporta el arco del pie y cuando su inserción de inflama, puede desarrollarse una condición crónica, dolorosa e invalidante. Este síndrome, denominado fascitis plantar, constituye una de las causas más frecuentes de dolor en el pie.

SÍNTOMAS

El síntoma primario de la fascitis plantar es el dolor localizado específicamente en el área de carga de peso del talón. Comúnmente es más severo durante los primeros pasos al levantarse de la cama, disminuye en cierta medida con la actividad por la distensión de la fascia, y reaparece de nuevo tras un periodo de descanso.

 Rara vez hay inflamación visible, enrojecimiento, u otros cambios aparentes en la piel. Es frecuente entre personas que practican deportes, individuos con sobrepeso, personas con arco elevado o pie plano, y a menudo son mujeres con pies largos y estrechos.

ANATOMÍA

La fascia plantar es un tejido fibroso grueso y tenso
situado en la planta del pie que se inserta en el hueso del talón y se despliega hacia delante para anclarse en la base de los dedos. 

Su sobrecarga puede provocar desgarros en su inserción posterior con inflamación de los tejidos que la rodean incluyendo el hueso.

 Esto puede originar la aparición de un "espolón", que aparece en aproximadamente el 50% de los casos. 

El espolón es un fenómeno secundario y no el origen del dolor.


TRATAMIENTO

Reposo: Utilice el dolor como guía. Disminuya su actividad o ejercicio.

Hielo: El masaje con hielo, preferiblemente un par de veces al día o al menos una vez al final del día. Se puede llenar una pequeña botella de plástico con agua y congelarla. Hacer rodar el talón y el arco del pie sobre la botella durante unos 20 minutos proporciona masaje, estiramiento y frío.


Fisioterapia: La fisioterapia puede ser útil, pero por su coste y gasto de tiempo, se emplea generalmente cuando han fracasado otros métodos de tratamiento. El objetivo inicial de la terapia física es disminuir la inflamación. Más tarde, se pueden potenciar los pequeños músculos del pie para que presten soporte a la fascia plantar debilitada.


Taloneras: Existe una gran variedad de almohadillas para el talón o taloneras, y generalmente son útiles.


Ortesis (soportes del arco): Las ortesis rígidas, particularmente duras y caras están rara vez indicadas. Los soportes blandos, con una almohadilla en el talón son los más eficaces y baratos. Están especialmente indicados en individuos con pie plano o con pronación del antepié.


Calzado: Los calzados con tacón blando y amplio, y con suela relativamente rígida proporcionan la máxima comodidad y protección. El calzado deportivo es recomendable.


Esparadrapo: La aplicación de tiras de esparadrapo en toda la longitud de la fascia plantar puede ser muy eficaz, especialmente para el dolor agudo y la actividad deportiva. Al principio debe aplicarse a diario.


Férulas nocturnas: Las férulas nocturnas mantienen el pie extendido a nivel del tobillo, y son un método eficaz de tratamiento. Algunas férulas son bastante caras, pero hay alternativas en fibra de vidrio a un precio razonable.


Yesos: En casos extremadamente agudos o resistentes, la colocación de un yeso de marcha corto durante tres a seis semanas aliviará y ocasionalmente solucionará el problema.


Fármacos: Los analgésicos antiinflamatorios orales proporcionan alivio a muchos pacientes. Las inyecciones de corticoides y anestésicos locales pueden ser muy eficaces en casos resistentes. Deben ser administradas por un médico experimentado en esta técnica.


Cirugía: Rara vez está indicada. Sin embargo, tras 6 a 12 meses de tratamiento conservador, una liberación quirúrgica parcial de la fascia plantar puede estar indicada. La recuperación tras la intervención generalmente es lenta, a menudo no produce una curación completa, y tiene algunas complicaciones potenciales.


Ejercicios: Los ejercicios de estiramiento de la fascia plantar y del tendón de Aquiles y músculos de la pantorrilla son beneficiosos en la mayoría de los casos, y especialmente en gente con tendones de Aquiles tensos que parecen especialmente susceptibles a esta condición.

Algunos ejercicios recomendables son los siguientes:

Ejercicio con toalla
Coloque una toalla en frente de usted. Con los dedos del pie afecto intente traer la toalla hacia usted. Aumente la resistencia con un peso en el extremo de la toalla. Haga varias repeticiones con descansos entre ellas.


Masajes con la pierna opuesta
Mueva su pie doloroso lentamente arriba y abajo sobre la espinilla de la otra pierna, tratando de rodearla con los dedos.

Estiramientos


Ponerse a cierta distancia de una mesa apoyando las manos sobre la misma, flexionando una rodilla y con la otra estirada. Lentamente inclínese hacia la mesa, presionando hacia delante hasta que sienta una tensión moderada en los músculos de la pantorrilla de la pierna estirada. Mantenga esta posición durante 15 segundos. Con ambos talones en el suelo, doble la rodilla de la pierna recta hasta sentir una tensión moderada en el tendón de Aquiles y mantenga esta posición otros 15 segundos.



Vía:  Orthohealth
.

Plantas Medicinales


                                   
Esponjilla, indicada para problemas causados por la Sinusitis.

La sinusitis es la inflamación de los senos nasales, los cuales son cavidades huecas dentro de los huesos de la mejilla y que se localizan alrededor y detrás de la nariz. Se usa solo aspirando el vapor caliente.


Dividivi, junto a la Concha de Drago o Sangregado, lo he usado con total efectividad para la irritación e inflamación de la garganta. Se usa en gárgaras. Antes del tercer día ya se ven los resultados.




"Plantas medicinales, concha de drago, sangregado"
Concha,sangre de Drago o Sangregado.
Combinado con el Dividivi es especial para la garganta.
"Plantas medicinales, frailejon"
El frailejón es una hierba propia de los Andes de la América del Sur. Esta planta se encuentra en una altura de 3.000 a 5.000 metros sobre el nivel del mar. Cumple una gran función en  los páramos de absorber el agua de las neblinas y conservarla. Sus flores son de color amarillo y sus hojas están asociadas con diversos usos medicinales.


Usos tradicionales.
Se emplea en el tratamiento de enfermedades infecciosas especialmente del tracto respiratorio, en casos de tos, diarrea, tuberculosis, bronquitis, disentería y como cicatrizante.



Por sus propiedades, el Jengibre se indica en inapetencia, úlcera gastrointestinal, flatulencia, vértigos, mareo por locomoción. Gripe, resfriados, faringitis, rinitis. Diabetes, prevención de la arteriosclerosis. En uso tópico en inflamaciones osteoarticulares, mialgias, contracturas musculares, neuralgias, etc.



El árnica, sí es efectiva contra dolores y es muy buena para dolores articulares. En el caso de presentarse un  esguinces se aplica caliente en la zona y alivia mucho. 

Se usa contra los golpes, para reducir la inflamación de la zona más rápido y si hay coloración violácea en la zona, ayuda a que desaparezca más rápido.
Se tritura el árnica y se le echa la caña clara, se hace una pasta jugosa, se envuelve en un trapito, y se coloca en la lesión.

Friccionar la parte afectada con paños que contengan la tintura de árnica.
Para elaborar la tintura, se debe macerar 20 gr de flores secas en 80 gr de alcohol de 90° (una alternativa podría ser una pinta de brandy, ginebra o vodka, la caña clara también sirve). El alcohol debe ser bastante para cubrir las flores.  Luego, se filtra y se almacena en una botella de cristal oscura firmemente capsulada durante 9 días.  Sacudir la mezcla varias veces cada día.   Después de ese período de tiempo, se añade la tintura en gotas a los ungüentos destinados a masajes locales (traumas, hematomas, dolores reumáticos y musculares)

Aplicar paños del cocimiento de 2.5 gramos de raíz y hojas de árnica para medio litro de agua.  

Próstata inflamada

La próstata es una glándula situada justo debajo de la vejiga y por delante del recto (por esto es fácil de tocar mediante un tacto rectal).

Su tamaño normal es el de una castaña, pero puede aumentar con la edad debido al estímulo hormonal, indicó el doctor Oriol Angerri Feu, especialista en urología de Fundación Puigver (España).

Según el experto, la próstata aporta el líquido blanquecino en el que están bañados los espermatozoides, favoreciendo su movilidad. Las secreciones de la próstata contienen varios productos químicos, de los cuales probablemente el más interesante es el antígeno específico de la próstata (PSA). 


La función primordial del PSA es licuar el semen coagulado, de modo que los espermatozoides puedan escapar de él y progresar para fertilizar el óvulo en el tracto reproductor de la mujer. 

Las células de la próstata producen PSA, y una parte pasa a la corriente sanguínea, además de aparecer en el semen. Cuanto más grande y activa sea la próstata, más PSA aparecerá en la sangre. Los hombres con próstatas grandes benignas (no cancerosas) suelen tener mayores niveles de PSA en sangre que la media. Los hombres con cáncer de próstata pueden tener niveles muy altos.

Las causas de su crecimiento: 

- El adenoma de próstata. Es un tumor benigno que afecta a ocho de cada diez hombres mayores de 65 años. La mayoría no presenta síntomas y sólo la quinta parte sigue un tratamiento.

- El cáncer de próstata. Es también muy frecuente afecta a un tercio de los hombres mayores de 70 años, pero no todos lo sufren, porque es de evolución lenta. Se puede curar con medicamentos, técnicas láser y cirugía.

Los tres trastornos más comunes de la próstata son:

- la hiperplasia prostática benigna (HPB), un agrandamiento no canceroso de la próstata

 - la prostatitis, una infección inflamatoria

 - cáncer de próstata

La HPB es tan común que algunos médicos consideran que es una consecuencia normal del envejecimiento en los hombres. Un agrandamiento de la próstata es problemático porque ejerce presión sobre la uretra, creando dificultades para orinar y el debilitamiento de la vejiga.

La próstata forma parte de los órganos reproductores del hombre. Tiene aproximadamente el tamaño de una nuez y rodea la uretra, que es el tubo ubicado justo debajo de la vejiga.

Tiene dos funciones: 

La primera es permitir el paso de la orina desde la vejiga al orinar, y la segunda es permitir el paso del semen durante la eyaculación. De hecho, el semen es una mezcla de esperma y líquido producido en la próstata.

En una persona joven, la próstata tiene el tamaño de una nuez, pero con la edad la próstata va adquiriendo mayor tamaño, y si ésta se agranda demasiado puede causar problemas. Por lo general, el aumento se presenta después de los 50 años y los problemas asociados aumentan con la edad.

1. Remedio con ajo crudo para la próstata inflamada

El ajo es un excelente bactericida, tal vez el antibiótico más potente que tiene la naturaleza, por lo que está especialmente indicado si la prostatitis está causada por una infección o acumulación de bacterias. Como además es diurético, te ayudará a eliminar líquidos y a evitar esa sensación de no haber vaciado completamente la vejiga que suele producirse cuando sufres esta dolencia.


Para poder beneficiarte de esta propiedad del ajo, tienes que tomar un diente de ajo crudo cada mañana en ayunas, con medio vaso de agua tibia, para un mejor efecto, al menos durante el tiempo que tengas las molestias.Pero debes tener en cuenta, que el ajo crudo puede provocar acidez y resultar un poco irritante para los estómagos delicados, por lo que, si notas alguna molestia estomacal, te conviene reducir o limitar su consumo.

2. Remedio con baños de asiento para la próstata inflamada

Cuando la próstata inflamada obstruye la uretra, la vejiga puede presentar dificultades para vaciarse. Los baños de agua caliente en una tina o bañera, o los baños de asiento, pueden aliviar un poco el dolor perineal y el dolor en la zona baja de la espalda asociados con la prostatitis aguda.Pueden prepararse con agua caliente sola pero es mejor si añades al agua una pequeña cantidad de hierbas que reduzcan la inflamación, como el tomillo o cola de caballo, unos 15 gramos de cada planta serán suficientes.

Debes permanecer en el agua al menos durante 20 minutos para notar el efecto de alivio por la inflamación, y realizar el baño a diario mientras los síntomas estén presentes. Puedes empezar con dos baños al día hasta que el dolor vaya desapareciendo y puedes ir bajando la frecuencia a medida que los síntomas mejoren.

3. Remedio con infusión de cola de caballo para la próstata inflamada

La cola de caballo tiene un marcado efecto diurético, por lo que con esta infusiónconseguirás vaciar tu vejiga más fácilmente disminuyendo el dolor que produce la inflamación de la próstata.Para realizar esta infusión basta con añadir una cucharadita o dos de la planta por cada taza de agua que vayas a preparar en infusión.

Pon el agua a calentar en un cazo, y cuando rompa a hervir añade la cola de caballo y retira del fuego. Deja reposar la infusión tapada durante 10 o 15 minutos, y fíltrala a continuación para separar las hierbas. Debes tomar un par de tazas al día, para notar los efectos. Nota: Ten en cuenta que los expertos aconsejan evitar el consumo durante más de seis semanas consecutivas, ya que la planta podría irritar el tracto digestivo. Es recomendable además el consumo de piña, melón y patilla.

4. Remedio con Infusión de hojas de nogal para la próstata inflamada

Cuando los problemas de próstata son sólo inflamaciones, éste es un sencillo remedio que puedes preparar fácilmente, ya que las hojas de nogal tienen propiedades diuréticas, así que la infusión es buena para estimular la función renal y combatir la retención de líquidos.Para realizar la infusión necesitarás una cucharada de hojas de nogal por cada taza de agua que vayas a preparar.

Tienes que poner el agua a calentar, y cuando rompa a hervir, la retiras del fuego y la viertes en la taza sobre las hojas de nogal, dejándola reposar unos 10 minutos tapada. Pasado ese tiempo, tienes que colarla, para separar las hojas de nogal y puedes tomarla acompañada, si quieres, de algún edulcorante.Para que sea efectiva, debes tomar la infusión al menos tres veces al día, antes de cada comida, hasta que los síntomas hayan mejorado.

5. Remedio con Infusión de semillas de calabaza para la próstata inflamada

Las semillas de calabaza te va a favorecer en dos aspectos, ya que por un lado, posee una sustancia que evita que se produzca el aumento de la próstata, y por otro lado, tiene un efecto diurético, por lo que te va a permitir vaciar tu vejiga urinaria sin tanto esfuerzo, evitando esa molestia tan desagradable.

Para elaborar esta sencilla infusión y beneficiarte de las propiedades que pueden aportar las semillas de calabaza a tu problema de próstata inflamada, tendrás que machacar un puñado de semillas frescas de calabaza por cada una taza de agua que vayas a preparar en infusión.

Pon el agua a calentar, y cuando rompa a hervir, retírala del fuego y añade las semillas machacadas. A continuación, deja reposar la infusión unos 10 o 15 minutos, y cuélala para separar los restos de las semillas.Basta con beber una taza de esta infusión de semillas de calabaza a diario para que los síntomas vayan mejorando.

6. Remedio con Ortiga y diente de león para la próstata inflamada

Tanto la ortiga menor como el diente de león, poseen propiedades diuréticas, por tanto,facilitarán que puedas vaciar tu vejiga sin esfuerzo evitando esta molestia que produce la inflamación de próstata.Para elaborar esta infusión tendrás que mezclar 5 gramos de ortiga menor y 5 gramos de diente de león por cada medio litro de agua que vayas a llevar a preparar de infusión.

Cuando el agua comience a hervir retira del fuego y añade la ortiga y el diente de léon, dejando reposar tapada entre 5 y diez minutos. Pasado ese tiempo tienes que colar la infusión para separar las plantas y le puedes añadir algún edulcorante para endulzar el sabor.Ten la precaución de tomar un vaso al día solamente porque puede ocasionar reacciones estomacales.

7. Remedio con Perejil, limón y zanahoria para la próstata inflamada

Tanto el perejil, el limón y la zanahoria poseen propiedades diuréticas y depurativas, por lo que te van a ayudar a eliminar mejor los líquidos y vaciar tu vejiga sin esfuerzo, aliviando el dolor que puedes sentir cuando tienes la próstata inflamada.Este es un remedio de fácil preparación y muy agradable al paladar. Necesitarás una ramita de perejil, un limón de tamaño pequeño, una zanahoria grande y, opcionalmente, un poco de miel.
Tan sólo tienes que licuarlos y añadir al zumo resultante una cucharadita de miel para endulzar. Tómalo cada mañana en ayunas y verás cómo los síntomas mejoran.

8. Remedio con Pipas o semillas de calabaza para la próstata inflamada

Las pipas o semillas de calabaza, contienen una sustancia, llamada cucurbitacina, que evita el agrandamiento de la próstata.Para beneficiarte de esta propiedad y evitar o mejorar los síntomas de la próstata inflamada, basta con consumir diariamente una cucharada de semillas o pipas de calabaza en ayunas.

Pueden ser enteras o trituradas, ya que lo importante es que sean lo más frescas posible.Las personas de más de cincuenta años, que tengan cualquier signo de problemas en la próstata, o aquellos que sufren de desórdenes urinarios de algún tipo, por ejemplo, quemazón o dificultad para que pase la orina libremente, pueden poner en práctica este sencillo remedio natural y casero.

9. Remedio con polen para la próstata inflamada

La prostatitis (o próstata inflamada) y la Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) se puede tratar con dosis frecuentes de polen de abeja.Para mantener tu próstata sana y detener el avance de alguna afección o síntoma que ya notes, tienes que tomar 1 cucharadita de polen de abeja al día. Además de ser un buen reconstituyente y preventivo, puede evitar tener que recurrir a la cirugía en muchos casos de prostatitis, sobre todo si empiezas a tomarlo en las primeras fases de su desarrollo.

10. Remedio con sandía para la próstata inflamada

La sandía, tiene un alto poder diurético, por lo que te va a ayudar vaciar la vejiga sin realizar demasiado esfuerzo aliviando los dolores en caso de inflamación de la próstata.Para que haga un mayor efecto, tienes que tomarla sóla, es decir, sin mezclarla con otros alimentos.
Un buen momento puede ser comerla sola a media tarde.Lo que consigues con este sencillo remedio es eliminar líquidos más sencillamente aliviando la sensación de dolor que suele aparecer asociada a esta dolencia.

11. Remedio con zanahoria para la próstata inflamada

La zanahoria es rica en vitaminas y betacaroteno, una sustancia que cuenta con propiedades desintoxicantes y anticancerígenas, actuando sobre las células y tejidos del cuerpo, además de ser diurética, por lo que te ayudará a eliminar líquidos y a vaciar tu vejiga sin necesidad de realizar demasiado esfuerzo.Para beneficiarte de estas propiedades, debes comer zanahorias crudas, preferiblemente en ayunas.

Los remedios naturales para la Próstata Inflamada pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Fuente: Misremedios   Saludnat

Ejercicios para el Dolor de Espalda

Los ejercicios que presento a continuación me ayudaron mucho con la columna, de hecho aliviaron el dolor de espalda.

Deben hacerse solo cuando tenga la certeza que no hay dolor en el área.
Aparte de ello es importante mantener una buena postura en todo momento ya que es determinante en nuestro organismo.
______________________

1-  Acostarse de espaldas con las rodillas dobladas. Los pies sobre el piso. Inspire profundo y relaje. Agarre ambas rodillas con las manos y acérquelas al pecho lo más que pueda. Mantenga esta posición por tres segundos, luego regrese a la posición de inicio. Enderece las piernas y relájese.

Acuéstese de espaldas con las rodillas dobladas y los pies apoyados sobre el suelo. Inspire profundo y relájese. Flexione una de las rodillas y llévela hasta el pecho. Luego estire la pierna hacia arriba, lo más que pueda, sostenga y vuelva a la posición de inicio. Relájese. El ejercicio se debe repetir con la otra pierna.

"Ejercicios para el dolor de espalda"

"Ejercicios para el dolor de espalda2"

"Ejercicios Dolor de Espalda3"


No hagas el ejercicio de la rodilla a pecho cuando causa o aumenta el dolor en las piernas o la espalda.
                                              ____________________________

2-  Para fortalecer la espalda no hay nada mejor que hacer estiramientos, además éste tipo de ejercicios ayuda a aliviar mucho el dolor de espalda.
Túmbate boca arriba, estira ambas piernas, ahora eleva una de ellas hasta que forme un ángulo de 90 grados, tómala desde el muslo o rodilla, abrázala con tus brazos y acércala al pecho. Mantén la postura 5 segundos, cambia a la otra pierna lentamente. Repite 10-15 veces.
"Ejercicios para la lumbalgia"
__________________________________

Ejercicios de espalda: Rodillas al pecho
Le sigue ahora un ejercicio para estirar los músculos responsables de tener la espalda baja derecha. Que pasa con ellos lo mismo que con los glúteos, tienden a estar débiles, inflexibles e inmóviles:

3- Este ejercicio es ideal para estirar y relajar los músculos de la región lumbar, masajeando la espalda y aliviando dolores.

 - Túmbate boca arriba con las rodillas dobladas y llévalas hacia el pecho. 

- Rodéalas con los brazos a la altura de las espinillas. 

- Presiona suavemente las piernas buscando acercarlas al pecho y siempre sujetas con las manos. Mantén la posición durante al menos 15 segundos. - Repite el ejercicio 3 veces.







"Ejercicios para la lumbalgia, ciatica"









_____________________________

Espalda: Rotación del tronco inferior


4- Acostado con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo, gira las piernas lentamente hacia un lado sin despegar los pies ni los hombros del suelo. Vuelve lentamente a la posición original y haz lo mismo hacia el otro lado. Puedes hacer 2 o 3 series de 10 repeticiones.

"Ejercicios para el dolor de espalda, columna2""Ejercicios para el dolor de espalda, columna"


________________________

5-  Túmbate boca arriba, eleva ambas piernas a un ángulo de 90 grados, baja lentamente una de las piernas hasta que los dedos toquen levemente el suelo, vuelve a elevar dicha pierna y ahora baja la otra pierna. Alterna así 10-15 veces con cada pierna.
Estos ejercicios para el dolor de espalda si se practican diariamente te permitirán alcanzar buenos resultados.
"Ejercicios para el dolor de espalda, columna3"


________________________  


6-  Sentados con los brazos en cruz y con las piernas estiradas, colocamos la espalda recta y doblamos el torso hasta poder tocar con las manos la punta de los dedos del pie izquierdo y luego del pie derecho, ir rotando. Este ejercicio hemos de hacerlo despacio y además haciendo series de 10 repeticiones, aumentando esa serie gradualmente
"Terapia para el dolor de espalda, calentamiento"

_____________________________


7-  Apóyese firme contra una pared. Inspire profundo y relájese. Presione toda la espalda incluyendo la parte baja, contra la pared. Observará que la columna lumbar forma un arco que no la toca. Desde esa posición de partida, el movimiento  consiste en conseguir que su columna lumbar toque la pared.

 Para eso debe bascular la pelvis, es decir, contraer los músculos del abdomen y glúteos, doblando ligeramente las rodillas. Una vez haya conseguido que la columna lumbar se apoye contra la pared, aguante la posición durante unos 5 segundos. Luego vuelva a la posición de partida y repita el movimiento hasta terminar la serie.

___________________________

8-  Se debe acostar de espaldas con las rodillas dobladas y con las manos entrelazadas y colocadas detrás de la nuca. Inspire profundo y relájese. Presione la parte inferior de la espalda contra el piso y contraiga los músculos del abdomen y de los glúteos.

Esto debe producir una rotación hacia delante de la porción inferior de la pelvis y un aplanamiento de la espalda contra el piso. Manténgase así por 5 segundos y luego relaje. Repita el ejercicio varias veces.
______________________________
  • Descanse durante veinticuatro horas una vez haya empezado el dolor para evitar cualquier otra lesión.
  • Duerma en un colchón duro con una tabla debajo.
  • Acuéstese sobre un lado con una almohada entre las piernas para evitar que las caderas tengan un movimiento rotatorio y aumente la presión en la espalda o acuéstese sobre la espalda, con una toalla enrollada bajo la nuca y almohadas bajo las rodillas. Evite acostarse sobre el estómago.
  • Levántese de la cama lentamente y con cuidado, primero sentándose y luego poniéndose de pie. Aplique hielo o compresas frías durante veinte minutos cada dos horas durante las primeras veinticuatro a cuarenta y ocho horas para reducir el dolor y los espasmos musculares.
  • Después de cuarenta y ocho horas aplique calor para mejorar la circulación y la curación. La utilización de hielo o calor es una elección individual que depende de lo que prefiera y de lo que reduzca el dolor.
  • Tome medicamentos analgésicos y antiinflamatorios sin receta médica, como por ejemplo la aspirina o ibuprofen. Es mejor que tome estos medicamentos con leche, comida o antiácidos para proteger el estómago. Las mujeres embarazadas deben consultar con su médico antes de tomar cualquier medicación.
  • Además debe evitarse la actividad enérgica durante seis semanas después de que el dolor haya desaparecido para conseguir una curación completa y evitar que la lesión se vuelva a producir.
CONSEJOS POSTURALES
  • Adopte siempre una buena postura, siguiendo estos pasos:Distribuya su peso uniformemente mientras esté de pie.
  • Mantenga un pie elevado sobre una caja o peldaño si esta de pie durante períodos largos.
  • Mantenga la cabeza y los hombros hacia atrás mientras camine.
  • Mantenga la espalda recta y apoyada en una silla, con ambos pies apoyados en el suelo o elevados en un reposapiés, y evite hundirse en la silla.
  • Lleve zapatos con tacones bajos o planos para evitar la tensión en la espalda.
  • Realice los movimientos del cuerpo correctamente al levantar objetos pesados o difíciles.

La realización adecuada de los movimientos del cuerpo implica:

  • Doblar siempre las rodillas.
  • Mantener la parte superior de la espalda recta.
  • Mantener un ligero arco en la parte inferior de la espalda.
  • Evitar torcerse o girarse al sostener un objeto pesado.
  • Mantener la carga lo mas cerca posible del cuerpo.
  • No levantar nunca un objeto pesado por encima de la cabeza.

Ejercicios Estiramiento erguido del muslo:

Apoye el talón de una pierna sobre una silla o banco, de alrededor de 15 pulgadas (40 cm) de altura. Mantenga la rodilla estirada. Inclínese hacia adelante, doblando las caderas hasta que sienta un estirón moderado en la parte trasera el muslo.

 No incline los hombros hacia adelante ni doble la cintura al hacer el ejercicio porque si no va a estirar la parte baja de la espalda. Mantenga el músculo estirado durante 15 a 30 segundos. Repita 3 veces. Repita el mismo ejercicio de estiramiento con la otra pierna.
Gato y camello:

Apóyese sobre las manos y las rodillas. Relaje el estómago y deje que la espalda forme una curva hacia abajo. Mantenga esta posición durante 5 segundos. Después arquee la espalda y manténgala en esa posición por 5 segundos. Haga 3 series de 10 repeticiones cada una.

Estiramiento de brazos y piernas:

Póngase de rodillas y manos sobre el piso. Endurezca los músculos abdominales para que la espina dorsal quede rígida. Mientras mantiene los músculos abdominales endurecidos, levante un brazo y la pierna opuesta, estirándolos en direcciones opuestas. Sostenga esta posición por 5 segundos. Baje el brazo y la pierna lentamente y repita con el otro lado. 
Repita 10 veces por lado.

Inclinación de la pelvis:

Acuéstese de espaldas con las rodillas dobladas y la planta de los pies sobre el piso. Tensione los músculos abdominales y empuje la parte baja de la espalda hacia el piso. Mantenga esta posición durante 5 segundos, después relájese. Haga 3 series de 10 repeticiones cada una.

Flexión abdominal parcial:

Acuéstese de espaldas con sus rodillas dobladas y la planta de los pies sobre el piso. Tensione los músculos del estómago y presione su espalda hacia el piso. Doble el cuello de manera que la quijada le quede sobre el pecho. 

Con las manos estiradas frente a usted, doble la parte superior del cuerpo hacia adelante hasta que los hombros se levanten del piso. Mantenga esta posición durante 3 segundos. No detenga la respiración. Expire el aire mientras va levantando los hombros. Relájese. Repita 10 veces. Haga 3 series de 10 repeticiones cada una. Para retarse, junte las manos detrás de la cabeza y mantenga los codos hacia afuera.
Rotación del tronco inferior:

Acuéstese de espaldas con las rodillas dobladas y la planta de los pies sobre el piso. Tensione los músculos abdominales y empuje la parte baja de la espalda hacia el piso. Manteniendo los hombros planos sobre el piso, haga girar las piernas suavemente, lo más que pueda, hacia un lado y después hacia el otro. Repita 10 a 20 veces.

Estiramiento piriforme:

Acuéstese de espaldas con ambas rodillas flexionadas, apoye un tobillo sobre la rodilla de la pierna opuesta. Agárrese el muslo de la pierna inferior y tire, acercando la rodilla al pecho. Sentirá un estiramiento en los glúteos, posiblemente en la parte externa de la cadera de la pierna superior. Mantenga esta posición por 15 a 30 segundos. Repita 3 veces. Cambie de piernas y vuelva a repetir el estiramiento.

Dos rodillas hacia el pecho:

Acuéstese de espaldas con las rodillas dobladas y la planta de los pies sobre el piso. Tensione los músculos abdominales y empuje la parte baja de la espalda hacia el piso. Hale ambas rodillas hacia el pecho. Mantenga la posición por 5 segundos y repita 10 a 20 veces. 

Acostado boca arriba con las rodillas dobladas,

lleve la rodilla derecha flexionada al pecho y sosténgala, descanse. Repita el ejercicio pero ahora con la rodilla izquierda. Sostenga y descanse.
Variante: abrazando ambas piernas.

Vía: Tuotromedico


Nervio Ciático

El principal nervio que baja por la pierna es el ciático. La ciática es una inflamación del nervio ciático, que va desde la parte baja de la columna vertebral, a través del glúteo  hacia la pierna y el pie. Cuando se inflama el nervio ciático, puede causar entumecimiento, hormigueo, dolor o debilidad en la parte de atrás de la cintura y en la pierna.

Esto ocurre cuando las raíces nerviosas se comprimen o dañan a causa del estrechamiento de la columna vertebral o por el desplazamiento de un disco.

Debido a la semejanza con la cola de un caballo, la agrupación de estos nervios en el extremo de la médula espinal se denomina cauda equina (cola de caballo). Estos nervios envían y reciben mensajes hacia y desde las extremidades inferiores y los órganos pélvicos.

"Dolor ciática, nervio ciático"
El nervio ciático está ubicado en la parte posterior de la pierna. Éste inerva los músculos de la parte posterior de la rodilla y parte baja de la pierna. 

El nervio ciático también proporciona sensación a la parte posterior del muslo, a una porción de la parte inferior de la pierna y a la planta del pie. 


El daño parcial del nervio puede ocasionar debilidad para flexionar la rodilla, debilidad en los movimientos del pie, dificultad para doblar el pie hacia adentro (inversión) o doblar el pie hacia abajo (flexión plantar). 


Los reflejos de la persona pueden ser anormales, presentando debilidad o ausencia del reflejo aquíleo. Se pueden realizar diversos exámenes para encontrar la causa de disfunción del nervio ciático.


"Hernia lumbar, disco herniado"
La disfunción de un solo grupo nervioso, como el nervio ciático, se clasifica como mononeuropatía y sus causas usuales son: trauma directo (a menudo por una inyección en los glúteos), presión externa prolongada en el nervio y presión en el nervio por estructuras corporales próximas. 


Se dice que hay atrapamiento cuando hay presión sobre el nervio en el sitio donde éste pasa a través de una estructura estrecha. El daño disminuye o impide la conducción de impulsos a través del nervio.


Comúnmente, el nervio ciático se lesiona por fracturas de la pelvis o por heridas de bala u otros traumatismos en los glúteos o muslos. 


Otras causas comunes de lesión al nervio ciático son: las inyecciones intramusculares en los glúteos, el estar sentado o acostado por tiempo prolongado con presión en los glúteos, las enfermedades sistémicas que causan polineuropatía (daño a múltiples nervios), como la diabetes mellitus, y la presión de ciertas lesiones como un tumor, absceso, o sangrado en la pelvis. 


En muchos casos, no se puede identificar la causa.


Nota: la ruptura de un disco lumbar puede causar síntomas parecidos a los síntomas de disfunción del nervio ciático.


Tratamiento


El tratamiento está orientado a maximizar la movilidad e independencia. Se debe identificar la causa y tratarse adecuadamente. En algunos casos, no se requiere tratamiento y la recuperación es espontánea.

• Aplicación de calor o frío en los músculos doloridos
• Medicamentos antiinflamatorios no esteroides.
• Mantener el cuerpo en movimiento (para reducir al mínimo la inflamación).

El tratamiento conservador generalmente es adecuado si el inicio fue repentino, los cambios de sensibilidad son mínimos, no hay dificultad de movimiento, no hay antecedentes de traumatismo al área y no hay evidencia de degeneración del axón del nervio.


La extirpación quirúrgica de las lesiones que ejercen presión sobre el nervio, como un disco herniado, puede aliviar los síntomas. En los casos de lesión severa al nervio, como una laceración, puede que no sea posible la recuperación o que sea limitada.

Se puede utilizar inyecciones para reducir la inflamación alrededor del nervio e igualmente los analgésicos que requieran o no receta médica pueden ser necesarios para controlar la neuralgia.


La prevención varía dependiendo de la causa del daño del nervio. Se debe evitar permanecer sentado o acostado por tiempo prolongado ejerciendo presión con los glúteos.



Ejercicios


El objetivo inicial es la reducción de los síntomas agudos. En fisioterapia lo que se pretende lograr es el fortalecimiento, estiramiento y acondicionamiento aeróbico, ya que tienen como fin ayudar a reducir el dolor.

Los ejercicios se centran en tres áreas clave:

Ejercicios de fortalecimiento: 

En este caso fortaleceremos principalmente músculos, ligamentos y tendones que apoyan la columna vertebral, además de músculos abdominales, glúteos y músculos de cadera.

Al lograr aumentar la fuerza muscular de estos, el dolor se puede aliviar ya que la columna vertebral se mantendrá alineada y se facilitaran los movimientos al estirarla, reduciendo las probabilidades de lesión o daño. Extremadamente importante fortalecer los músculos abdominales.

"Ejercicios de fortalecimiento de espalda, columna"
"Ejercicios de fortalecimiento de espalda"













Ejercicios de estiramiento:


Los ejercicios de estiramiento para la ciática están diseñados para ejercitar los músculos que producen dolores cuando son tiesos e inflexibles. El estiramiento del tendón de la corva es, casi siempre, una parte importante de un programa de ejercicios para la ciática.

"Ejercicios de estiramiento de espalda"


Ejercicios aeróbicos de bajo impacto:


Generalmente se incluye alguna forma de ejercicio cardiovascular de bajo impacto, tales como caminar, nadar o hacer ejercicios aeróbicos acuáticos, como componente de la recuperación, porque las actividades aeróbicas promueven el intercambio de líquidos y nutrientes para crear un mejor ambiente de curación. El acondicionamiento aeróbico tiene el beneficio singular de liberar endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo, que ayudan a reducir el dolor ciático.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...