sígueme por Correo

Lo Último

Mostrando las entradas con la etiqueta Próstata. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Próstata. Mostrar todas las entradas

Próstata inflamada

La próstata es una glándula situada justo debajo de la vejiga y por delante del recto (por esto es fácil de tocar mediante un tacto rectal).

Su tamaño normal es el de una castaña, pero puede aumentar con la edad debido al estímulo hormonal, indicó el doctor Oriol Angerri Feu, especialista en urología de Fundación Puigver (España).

Según el experto, la próstata aporta el líquido blanquecino en el que están bañados los espermatozoides, favoreciendo su movilidad. Las secreciones de la próstata contienen varios productos químicos, de los cuales probablemente el más interesante es el antígeno específico de la próstata (PSA). 


La función primordial del PSA es licuar el semen coagulado, de modo que los espermatozoides puedan escapar de él y progresar para fertilizar el óvulo en el tracto reproductor de la mujer. 

Las células de la próstata producen PSA, y una parte pasa a la corriente sanguínea, además de aparecer en el semen. Cuanto más grande y activa sea la próstata, más PSA aparecerá en la sangre. Los hombres con próstatas grandes benignas (no cancerosas) suelen tener mayores niveles de PSA en sangre que la media. Los hombres con cáncer de próstata pueden tener niveles muy altos.

Las causas de su crecimiento: 

- El adenoma de próstata. Es un tumor benigno que afecta a ocho de cada diez hombres mayores de 65 años. La mayoría no presenta síntomas y sólo la quinta parte sigue un tratamiento.

- El cáncer de próstata. Es también muy frecuente afecta a un tercio de los hombres mayores de 70 años, pero no todos lo sufren, porque es de evolución lenta. Se puede curar con medicamentos, técnicas láser y cirugía.

Los tres trastornos más comunes de la próstata son:

- la hiperplasia prostática benigna (HPB), un agrandamiento no canceroso de la próstata

 - la prostatitis, una infección inflamatoria

 - cáncer de próstata

La HPB es tan común que algunos médicos consideran que es una consecuencia normal del envejecimiento en los hombres. Un agrandamiento de la próstata es problemático porque ejerce presión sobre la uretra, creando dificultades para orinar y el debilitamiento de la vejiga.

La próstata forma parte de los órganos reproductores del hombre. Tiene aproximadamente el tamaño de una nuez y rodea la uretra, que es el tubo ubicado justo debajo de la vejiga.

Tiene dos funciones: 

La primera es permitir el paso de la orina desde la vejiga al orinar, y la segunda es permitir el paso del semen durante la eyaculación. De hecho, el semen es una mezcla de esperma y líquido producido en la próstata.

En una persona joven, la próstata tiene el tamaño de una nuez, pero con la edad la próstata va adquiriendo mayor tamaño, y si ésta se agranda demasiado puede causar problemas. Por lo general, el aumento se presenta después de los 50 años y los problemas asociados aumentan con la edad.

1. Remedio con ajo crudo para la próstata inflamada

El ajo es un excelente bactericida, tal vez el antibiótico más potente que tiene la naturaleza, por lo que está especialmente indicado si la prostatitis está causada por una infección o acumulación de bacterias. Como además es diurético, te ayudará a eliminar líquidos y a evitar esa sensación de no haber vaciado completamente la vejiga que suele producirse cuando sufres esta dolencia.


Para poder beneficiarte de esta propiedad del ajo, tienes que tomar un diente de ajo crudo cada mañana en ayunas, con medio vaso de agua tibia, para un mejor efecto, al menos durante el tiempo que tengas las molestias.Pero debes tener en cuenta, que el ajo crudo puede provocar acidez y resultar un poco irritante para los estómagos delicados, por lo que, si notas alguna molestia estomacal, te conviene reducir o limitar su consumo.

2. Remedio con baños de asiento para la próstata inflamada

Cuando la próstata inflamada obstruye la uretra, la vejiga puede presentar dificultades para vaciarse. Los baños de agua caliente en una tina o bañera, o los baños de asiento, pueden aliviar un poco el dolor perineal y el dolor en la zona baja de la espalda asociados con la prostatitis aguda.Pueden prepararse con agua caliente sola pero es mejor si añades al agua una pequeña cantidad de hierbas que reduzcan la inflamación, como el tomillo o cola de caballo, unos 15 gramos de cada planta serán suficientes.

Debes permanecer en el agua al menos durante 20 minutos para notar el efecto de alivio por la inflamación, y realizar el baño a diario mientras los síntomas estén presentes. Puedes empezar con dos baños al día hasta que el dolor vaya desapareciendo y puedes ir bajando la frecuencia a medida que los síntomas mejoren.

3. Remedio con infusión de cola de caballo para la próstata inflamada

La cola de caballo tiene un marcado efecto diurético, por lo que con esta infusiónconseguirás vaciar tu vejiga más fácilmente disminuyendo el dolor que produce la inflamación de la próstata.Para realizar esta infusión basta con añadir una cucharadita o dos de la planta por cada taza de agua que vayas a preparar en infusión.

Pon el agua a calentar en un cazo, y cuando rompa a hervir añade la cola de caballo y retira del fuego. Deja reposar la infusión tapada durante 10 o 15 minutos, y fíltrala a continuación para separar las hierbas. Debes tomar un par de tazas al día, para notar los efectos. Nota: Ten en cuenta que los expertos aconsejan evitar el consumo durante más de seis semanas consecutivas, ya que la planta podría irritar el tracto digestivo. Es recomendable además el consumo de piña, melón y patilla.

4. Remedio con Infusión de hojas de nogal para la próstata inflamada

Cuando los problemas de próstata son sólo inflamaciones, éste es un sencillo remedio que puedes preparar fácilmente, ya que las hojas de nogal tienen propiedades diuréticas, así que la infusión es buena para estimular la función renal y combatir la retención de líquidos.Para realizar la infusión necesitarás una cucharada de hojas de nogal por cada taza de agua que vayas a preparar.

Tienes que poner el agua a calentar, y cuando rompa a hervir, la retiras del fuego y la viertes en la taza sobre las hojas de nogal, dejándola reposar unos 10 minutos tapada. Pasado ese tiempo, tienes que colarla, para separar las hojas de nogal y puedes tomarla acompañada, si quieres, de algún edulcorante.Para que sea efectiva, debes tomar la infusión al menos tres veces al día, antes de cada comida, hasta que los síntomas hayan mejorado.

5. Remedio con Infusión de semillas de calabaza para la próstata inflamada

Las semillas de calabaza te va a favorecer en dos aspectos, ya que por un lado, posee una sustancia que evita que se produzca el aumento de la próstata, y por otro lado, tiene un efecto diurético, por lo que te va a permitir vaciar tu vejiga urinaria sin tanto esfuerzo, evitando esa molestia tan desagradable.

Para elaborar esta sencilla infusión y beneficiarte de las propiedades que pueden aportar las semillas de calabaza a tu problema de próstata inflamada, tendrás que machacar un puñado de semillas frescas de calabaza por cada una taza de agua que vayas a preparar en infusión.

Pon el agua a calentar, y cuando rompa a hervir, retírala del fuego y añade las semillas machacadas. A continuación, deja reposar la infusión unos 10 o 15 minutos, y cuélala para separar los restos de las semillas.Basta con beber una taza de esta infusión de semillas de calabaza a diario para que los síntomas vayan mejorando.

6. Remedio con Ortiga y diente de león para la próstata inflamada

Tanto la ortiga menor como el diente de león, poseen propiedades diuréticas, por tanto,facilitarán que puedas vaciar tu vejiga sin esfuerzo evitando esta molestia que produce la inflamación de próstata.Para elaborar esta infusión tendrás que mezclar 5 gramos de ortiga menor y 5 gramos de diente de león por cada medio litro de agua que vayas a llevar a preparar de infusión.

Cuando el agua comience a hervir retira del fuego y añade la ortiga y el diente de léon, dejando reposar tapada entre 5 y diez minutos. Pasado ese tiempo tienes que colar la infusión para separar las plantas y le puedes añadir algún edulcorante para endulzar el sabor.Ten la precaución de tomar un vaso al día solamente porque puede ocasionar reacciones estomacales.

7. Remedio con Perejil, limón y zanahoria para la próstata inflamada

Tanto el perejil, el limón y la zanahoria poseen propiedades diuréticas y depurativas, por lo que te van a ayudar a eliminar mejor los líquidos y vaciar tu vejiga sin esfuerzo, aliviando el dolor que puedes sentir cuando tienes la próstata inflamada.Este es un remedio de fácil preparación y muy agradable al paladar. Necesitarás una ramita de perejil, un limón de tamaño pequeño, una zanahoria grande y, opcionalmente, un poco de miel.
Tan sólo tienes que licuarlos y añadir al zumo resultante una cucharadita de miel para endulzar. Tómalo cada mañana en ayunas y verás cómo los síntomas mejoran.

8. Remedio con Pipas o semillas de calabaza para la próstata inflamada

Las pipas o semillas de calabaza, contienen una sustancia, llamada cucurbitacina, que evita el agrandamiento de la próstata.Para beneficiarte de esta propiedad y evitar o mejorar los síntomas de la próstata inflamada, basta con consumir diariamente una cucharada de semillas o pipas de calabaza en ayunas.

Pueden ser enteras o trituradas, ya que lo importante es que sean lo más frescas posible.Las personas de más de cincuenta años, que tengan cualquier signo de problemas en la próstata, o aquellos que sufren de desórdenes urinarios de algún tipo, por ejemplo, quemazón o dificultad para que pase la orina libremente, pueden poner en práctica este sencillo remedio natural y casero.

9. Remedio con polen para la próstata inflamada

La prostatitis (o próstata inflamada) y la Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) se puede tratar con dosis frecuentes de polen de abeja.Para mantener tu próstata sana y detener el avance de alguna afección o síntoma que ya notes, tienes que tomar 1 cucharadita de polen de abeja al día. Además de ser un buen reconstituyente y preventivo, puede evitar tener que recurrir a la cirugía en muchos casos de prostatitis, sobre todo si empiezas a tomarlo en las primeras fases de su desarrollo.

10. Remedio con sandía para la próstata inflamada

La sandía, tiene un alto poder diurético, por lo que te va a ayudar vaciar la vejiga sin realizar demasiado esfuerzo aliviando los dolores en caso de inflamación de la próstata.Para que haga un mayor efecto, tienes que tomarla sóla, es decir, sin mezclarla con otros alimentos.
Un buen momento puede ser comerla sola a media tarde.Lo que consigues con este sencillo remedio es eliminar líquidos más sencillamente aliviando la sensación de dolor que suele aparecer asociada a esta dolencia.

11. Remedio con zanahoria para la próstata inflamada

La zanahoria es rica en vitaminas y betacaroteno, una sustancia que cuenta con propiedades desintoxicantes y anticancerígenas, actuando sobre las células y tejidos del cuerpo, además de ser diurética, por lo que te ayudará a eliminar líquidos y a vaciar tu vejiga sin necesidad de realizar demasiado esfuerzo.Para beneficiarte de estas propiedades, debes comer zanahorias crudas, preferiblemente en ayunas.

Los remedios naturales para la Próstata Inflamada pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Fuente: Misremedios   Saludnat

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...